elpastoraleman.net

BOZALES PARA PERROS (Tipos de bozales y uso diferenciado)

Bozales para el perro

Tipos de bozales y uso diferenciado

Existen dos grandes tipos de bozales: los de nylon o tela y los de cesta. Las características y los us...os de estas dos clases de bozales son distintos.

LOS DE TELA: Mantienen la boca del perro totalmente cerrada. El animal no puede morder, ladrar, comer o beber. Pero, cuidado porque ¡tampoco podrá jadear!

Como seguramente ya sabrás, el jadeo es la manera natural que los perros tienen para regular su temperatura corporal (sería el equivalente a nuestra sudoración, para entendernos). Por eso, este tipo de bozales sólo pueden ser utilizados durante un corto periodo de tiempo, por ejemplo en visitas al veterinario.

Nunca hay que exponer a un perro al uso de un bozal de tela durante periodos prolongados, ni tampoco cuando hace mucho calor o cuando el animal va a realizar algún tipo de ejercicio físico.

LOS DE CESTA: Pueden estar fabricados de plástico o de metal. En todos los casos, hay que comprobar que incorporan un correcto revestimiento acolchado para evitar rozaduras en la piel del animal y que no interfieren en la visión del perro. Este tipo de bozales permiten al animal tener la boca abierta -aunque le impiden morder- y le dejan jadear. Como ventaja añadida hay que destacar el hecho de que los agujeros de la rejilla hacen posible entregar pequeños premios de comida.

Sin embargo, para entregar los premios más cómodamente existe un último tipo de bozal, que está ganando terreno y que puede ser muy recomendable: el Baskerville nuestro perro podrá comer, beber y ser recompensado.

Resumiendo…

BOZAL DE TELA: Periodos cortos de tiempo. Indicado para visitas al veterinario.

BOZAL DE CESTA o BASKERVILLE: Periodos de tiempo prolongados y/o días de mucho calor. Indicado para perros de razas a las que la ley obliga a llevar bozal, perros con problemas de ingesta incontrolada de objetos/restos de alimentos durante el paseo (pica), animales con problemas de agresividad, o perros con mucho miedo a personas y/u otros perros para los que se busca una intención disuasoria.

Antes de usar un bozal

Antes de utilizar cualquier bozal, es muy importante asociarlo a una experiencia positiva para que el perro no lo rechace.

Por otro lado, está totalmente contraindicado utilizar el bozal como método de castigo ante cualquier circunstancia. Al hacerlo, podemos provocar un rechazo en el animal y nos complicaremos mucho la vida el día que tengamos que usar el bozal en el veterinario o el tren, por ejemplo.
 

Mas información:

www.elpastoraleman.net
Avda. Pablo Iglesias, 13 local
41008 Sevilla
Tlf. 954531540


Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información